Translate

martes, 28 de octubre de 2014

Laporte, clase y efectividad en San Mamés



Nombre: Aymeric Laporte
Fecha de nacimiento: 27-05-1994  (20 años)
Lugar de nacimiento: Agen, Francia
Posición: Defensa central
Carrera profesional: Athletic de Bilbao: 3era temporada
__________________

Claudio Vivas, segundo de Marcelo Bielsa, tuvo bien claro el potencial de aquél central espigado que jugaba en Baskonia, un equipo de la Tercera División española, y Aymeric Laporte fue ascendido directamente al primer equipo.  Desde entonces su progresión ha seguido los cauces previstos y hoy ya nadie duda de que hablamos de uno de los centrales que se encontrarán (o incluso que ya se encuentran) en las listas de mejores zagueros de la actualidad.
En el titubeante inicio del Athletic de Bilbao en esta temporada 14/15, el futbolista de origen galo ha sido de los pocos que, a pesar de verse afectado por el funcionamento del conjunto, ha mantenido un nivel no muy distinto del de la temporada pasada. 

El primer punto a comentar de Laporte es su juventud.  Hablamos de un jugador sub-21, un handicap que se acentúa aún más en los centrales por el hecho de necesitar un cuerpo del todo desarrollado.  No obstante, lo que en los inicios era su principal déficit (el cuerpo a cuerpo) lo ha acabado convirtiendo en una de sus mejores virtudes.  Da igual la edad del delantero rival, no importa su constitución, que si Aymeric protege la pilota difícilmente éste podrá acceder a ella.  Es un central que prefiere la anticipación a la espera, lo que le convierte en un futbolista muy expeditivo en el juego por arriba, tanto defendiendo como en jugadas de balón parado a favor.  La técnica que posee es uno de los puntos que más llamó la atención de Bielsa.  Su primer control con la zurda es sumamente elegante, y se atreve con frecuencia a recortar ante el rival, aunque sus conducciones no son muy largas. Tiene la vocación de salir siempre jugando: donde mejor podemos verlo es en el cabeceo de balones largos (no centros) que lanzan los centrales del adversario.  En vez de despejar sin más, Aymeric prefiere amortiguarlos, cediéndolos así en corto a un compañero cercano.  Aunque quizás, lo mejor es su colocación cuando el rival ataca, puesto que interpreta casi siempre con acierto la posición de sus compañeros y sabe si debe anticipar (casi siempre), cerrar el espacio o quedarse en su sitio.
Tiene que mejorar su concentración en algunos momentos, ya que en muchos partidos comete entregas al rival del todo inexplicables que no encajan con un futbolista tan bueno en todo lo demás. 

Laporte es uno más entre las numerosos centrales prometedores que han aparecido recientemente del fútbol francés.  Varane y Mangala son los jugadores contra los que "luchará" por un puesto en el centro de la zaga de una selección "bleu" absoluta en la que aún no ha debutado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada